Mi abuela Dora solía hacer potaje con alubias pintas, que compraba frescas y nosotros ayudábamos a desgranar. En casa el potaje siempre era de carne, alguna legumbre (generalmente alubias, a veces garbanzos) y muchas verduras. Realmente se utilizaba lo que hubiese de verduras en casa y se agregaba a la sopa.

Luego de mudarme a Madrid comencé a ver que era mucho más común el potaje de cuaresma con bacalao, y que “si le pones carne entonces no es potaje”. Apenas comenté que el potaje podía llevar no sólo pescado, sino también carne de ternera o simplemente solo verduras, pero cada quien que crea lo que quiera. 🙂

El año pasado en mi Navidad tinerfeña hice con mi tía potaje de verduras, que comimos con gofio claro. Porque como dice mi mamita “el potaje siempre va a estar mejor si le pones un poco de gofio” jejeje.

Tenía unos garbanzos cocidos hace días en casa y con tanto frío me apetecía una buena sopa, así que luego de tirar de la memoria para recordar que habíamos utilizado aquella vez, completé con una compra rápida en el súper…

Y me quedé con esta lista de ingredientes:

  • 300 grs de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla grande
  • 1 calabacín
  • 1 puerro (tallo y hojas, todo)
  • 2-3 dientes de ajo
  • 500 grs calabaza
  • 1 pimiento verde grande
  • 150 grs (media bolsa) de hojas de espinacas
  • 2 patatas grandes
  • 2 zanahorias medianas
  • 1 lt de caldo de verduras
  • 1 cda. de paprika o pimentón dulce
  • 1-2 cdtas. de sal
  • 1 hoja de laurel

Preparación:

  1. Pelamos y picamos en julianas la cebolla, y en rodajas los dientes de ajo pelados y el puerro (incluyendo las hojas).
  2. Salteamos a fuego medio en un chorrito de aceite de oliva hasta aclarar.
  3. Agregamos el resto de las verduras previamente lavadas, peladas y picadas en trozos pequeños (calabacín -es lo único que agrego sin pelar-, pimiento, calabaza, zanahoria y patatas).
  4. Agregamos el caldo de verduras, la mitad de la sal, la cucharada de pimentón dulce, los garbanzos cocidos y las espinacas.
  5. Opcional: Podemos agregar también judías verdes picadas en trozos y una “piña de millo” (mazorca) pelada y cortada en rodajas de 2-3 dedos de grosor.
  6. Cocemos a fuego medio de 30 a 50 minutos, hasta que las verduras comiencen a deshacerse pero los garbanzos aún estén enteros.
  7. Corregimos de sal sólo si es necesario y dejamos reposar hasta servir.

No nos asustemos si vemos la olla muy llena al principio, el caldo se reducirá y las verduras se irán deshaciendo con lo que el volumen reducirá al menos un tercio. Yo siempre le agrego a las sopas unas gotas de picante al servir, ¡me encanta!.

De mi Abuela Dora siempre recordaré su chispa y alegría. Desde donde esté seguro que se reirá con mis miles de intentos y accidentes con sus recetas. 🙂 Quizás no me queden igual de ricas, pero mi manera de homenajear a mis abuelas y tías siempre será preparando sus platos. Hoy estaría Dora de cumple, ¡Feliz cumple Abue! <3

¡Un abrazo!.

Pin It on Pinterest