Yo y mi amor al curry. Me gustan los sabores contundentes, marcados y siempre que puedo hacer uso de buenas especias en algún plato no desperdicio la oportunidad.

El hummus es un básico de picoteo en casa, voy variando el ingrediente central para ir probando nuevas mezclas. Lo hacemos de garbanzos o de remolacha comúnmente, pero también hemos probado el de alubias blancas, el de calabacín o el babaganoush que hacemos con berenjena asada.

No había probado a hacerlo con lentejas, también porque hay tantísimas recetas de hummus de lentejas en otros blogs y webs que no quería publicar exactamente lo mismo que han hecho todos, y además ahora hay hummus de lentejas ya preparado hasta en el Mercadona, y a muchas personas que conozco les gana la pereza y corren a por el tarro antes de intentar hacerlo en casa.

A algunos les hará gracia, pero cada vez que paso por el supermercado y veo a alguien con el tarro de hummus en el carro de la compra, tengo que contener mis ganas de sacarle el tarro y cambiárselo por la lista de ingredientes del hummus casero, mientras les voy dando la receta y les dejo el link de mi blog. 😀 Si, estoy así de loca y continúo con mi cruzada de que todo lo hecho en casa estará cien veces mejor y más sano.

Volviendo a las lentejas y a mi locura cotidiana, a mi carrito de especias, y a un bote de Garam Masala que me hacía ojitos en mi nevera, di con la mezcla perfecta. Así que ahora si les cuento,

Mis ingredientes de hoy:

  • 150 grs de lentejas (yo utilicé lentejas peladas) pesadas en crudo.
  • 1 diente de ajo pelado.
  • Zumo de 1 limón.
  • 2 cdas. de tahini (pasta de sésamo) o 2 cdas. de semillas de sésamo tostadas.
  • 1 cda. de aceite de sésamo.
  • 1 cdta. de curry.
  • 1 cdta. de pasta de Garam Masala.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de comino.

Preparación:

  1. Cocemos las lentejas en tres partes de agua o caldo hasta que ablanden. 150 grs de lentejas llenan un vaso chato o unos ¾ de un mug de café. Yo utilicé caldo de verduras para cocer las lentejas y quedaron mucho más gustosas, pero también podemos cocerlas en agua o comprar lentejas de bote ya cocidas y nos ahorramos este paso.
  2. Eliminamos el exceso de agua o caldo y dejamos enfriar las lentejas. Luego agregamos el diente de ajo pelado, zumo de limón, tahini, aceite de sésamo, curry, Garam Masala, y comino.
  3. Batimos con la minipimer (turmix) a baja potencia hasta tener una crema homogénea y sin grumos.
  4. Agregamos una pizca más de agua o caldo si queremos que el hummus quede un poco más líquido, probamos y agregamos una pizca de sal si sentimos que hace falta. La mezcla de especias y las lentejas cocidas en caldo ya le dan muchísimo sabor, por lo que la sal en mi opinión no le hace falta para nada.

He compartido el hummus con algunos amigos en estas quedadas de fin de verano, todos han quedado encantados y flipando con el sabor por lo distinto que queda al típico sabor de hummus que conocemos.

Apuro lo queda de hummus en nuestro picoteo / cena sabatina, maridado con cerveza y fútbol, porque cualquier momento siempre es buen momento. 🙂

¡Feliz noche y mejor domingo!